Las galletas son perfectas con bebida de avena, incluso las cookies informáticas. ¿Acepta que usemos galletas en esta página? ¿Galletas?

Are you stupid? The milk lobby thinks you are.
who are you calling stupid

El 23 de octubre de 2020, el Parlamento Europeo votó a favor de la enmienda 171. Si se adopta como ley, traerá gravísimas consecuencias para la industria de alimentos vegetales y el creciente número de consumidores que optan por comprar sus productos, por no mencionar que la 171 contradice totalmente los objetivos climáticos de la propia Unión Europea.

a few examples

Ejemplo 1

does not contain milk

Ejemplo 1

Descripciones informativas como “no contiene leche” no podrán usarse para referirse a productos que, pues eso, no contienen leche.

Ejemplo 2

alternative to butter

Ejemplo 2

Los productos vegetales no podrán describirse como “alternativas” a los lácteos.

Ejemplo 3

Oatly - 75% less CO2e

Ejemplo 3

No podremos hacer comparaciones de impacto climático (ni cualquier otra comparación) entre productos vegetales y lácteos.

Ejemplo 4

so creamy

Ejemplo 4

Ni siquiera el producto vegetal más cremoso podrá ser llamado “cremoso”, ya que su cremosidad no proviene de una vaca.

Ejemplo 5

brand new design

Ejemplo 5

Puede que incluso no permitan que los productos vegetales utilicen los mismos envases que los lácteos.

¿Y por qué todo esto?

La versión breve es que el lobby de la leche parece creer que expresiones como “no es leche” son confusas para ti como consumidor. En plan, ¿cómo vas a saber que un producto etiquetado como “no lácteo” no se trata de leche en realidad? Difícil pregunta, ¿verdad? O no, porque tú no eres tan bobo.

La historia de fondo

Como parte de la reforma que la UE está haciendo de su Política Agrícola Común (CAP) se están discutiendo varias normas. Una de ellas es el Reglamento Europeo Nº 1308/2013, que establece una organización común para los mercados de productos agrícolas (CMO Regulation), y que fue adoptado por la UE en 2013. Esta norma, por ejemplo, establece que términos como “leche”, “queso” y “yogurt” solo se pueden usar para describir productos provenientes de animales. Lo que significa que para describir un determinado producto no se permite mezclar “leche” con una palabra vegetal, como “avena”.

Sin embargo...

...El reglamento actual todavía permite que los productos vegetales se describan como “no lácteos”, “libres de leche” y “alternativa al yogurt”, lo que probablemente parece más lógico y, sobre todo, útil para ti como consumidor, ¿verdad?

this thing up here

Pero ahora...

...la enmienda 171 persigue ampliar las restricciones del “uso directo o indirecto” o la “evocación” de términos protegidos que se refieren a los lácteos, todo con la supuesta voluntad de “proteger a los consumidores”. ¿Proteger de qué?, te preguntarás. ¿De tener una información más clara? Sí, eso parece. Independientemente de la razón por la que elijas comprar productos vegetales, la enmienda 171 te hará más difícil la tarea de identificarlos y compararlos objetivamente con los productos lácteos. Por cierto, censurar los productos vegetales atenta además contra la legislación existente sobre información alimenticia de la propia UE, que establece que su principal misión es “proveer a los consumidores de información clara y accesible sobre los alimentos”

graphic chat bubbles

¿Y qué hay del clima?

La Unión Europea parece confundida en eso también. La enmienda 171 va en contra de sus propios objetivos medioambientales. Como parte del Pacto Verde Europeo (cuyo objetivo es convertir a la UE en el primer continente climáticamente neutro en 2050), la estrategia “De la granja a la mesa” subraya el hecho de que los niveles actuales de consumo son insostenibles y pide un cambio hacia una dieta más vegetal, por razones de salud pública y protección medioambiental. La enmienda 171 es un paso en la dirección opuesta que creará un tremendo obstáculo para ambos, los consumidores y los productores europeos de alimentos vegetales.

and all this just because and all this just because mobile
milk cartons
are you stupid button

¡Pero esto aún no ha terminado!

De acuerdo, el Parlamento Europeo ha votado en favor de la enmienda 171, pero todavía hay una posibilidad de que la ley no llegue a adoptarse. Se avecina una negociación a tres bandas entre el Parlamento Europeo, el Consejo Europeo de Ministros y la Comisión Europea. La evaluación llevada a cabo por la propia comisión demostró que no hay necesidad de añadir restricciones a las ya vigentes. Si el Consejo Europeo también se declara en favor de proveer a los consumidores con una información clara sobre los alimentos vegetales, existe una posibilidad de que la enmienda 171 sea rechazada.